Es posible expresar desde ya su voluntad: salud, administración de bienes y asuntos personales

En momentos como este, de incertidumbre en aspectos como la salud, el bienestar de la familia y la estabilidad financiera, se hace necesario conocer las herramientas que nos brinda la legislación para dejar plasmada nuestra voluntad y que esta se cumpla.

Dentro de los mecanismos de planeación de patrimonios, el testamento siempre se ha ofrecido como la posibilidad de disponer, post morten, del patrimonio con las libertades y limitaciones que la ley civil impone, pero no teníamos instrumentos que nos permitieran disponer en vida sobre asuntos personales, financieros o de salud.

En los últimos años, se ha venido cambiando la legislación y es así como se habla ahora de la posibilidad de hacer una sucesión por acto entre vivos (partición sucesoral en vida: Ley 1564 de 2012). Posteriormente se profirió la Ley 1733 de 2014 que creó el documento de voluntad anticipada (DVA) que se limita a temas médicos como tratamientos, medicamentos o donación de órganos.

Sin embargo, esas herramientas estaban incompletas, pues, por ejemplo, no permitían que el propio sujeto dispusiera quién podría administrar sus bienes ante eventuales discapacidades que pudieran afectarlo en el futuro, o anticipar sus decisiones financieras.

Hoy, la Ley de Capacidad Legal de las personas mayores de edad con discapacidad (Ley 1996 de 2019) creó la figura de las DIRECTIVAS ANTICIPADAS, herramienta que puede ser usada, tanto por personas con discapacidad (con las ayudas y/o apoyos que cada una requiera y que conforme a la ley citada se irán implementando) como por las personas sin discapacidad alguna que podrán utilizarlas desde ya.

 

¿Qué son las Directivas Anticipadas?

Son una herramienta creada por la Ley 1996 de 2019, por medio de la cual una persona mayor de edad puede establecer anticipadamente la expresión fidedigna de su voluntad y preferencias en decisiones relativas a uno o varios actos jurídicos.

Estas decisiones pueden versar sobre asuntos de salud, financieros o personales, entre otros actos encaminados a tener efectos jurídicos.

La Corte Suprema de Justicia indica que “Es una declaración previa de voluntad, en previsión de la eventual incapacidad del declarante –estado de coma irreversible, condición terminal-, en el cual consigna pautas y/o indicaciones referentes a temas médicos, personales y jurídicos”.

 

¿En qué documentos debe expresarse esa directiva anticipada?

La directiva anticipada debe suscribirse mediante escritura pública ante notario. También mediante un acta ante el conciliador extrajudicial en derecho.

 

¿Qué debe contener el documento de Directiva Anticipada?

Las directivas anticipadas deberán constar por escrito y contener, como mínimo, los siguientes aspectos:

1. Ciudad y fecha de expedición del documento.

2. Identificación de la persona que realiza la directiva.

3. La manifestación de voluntad de la persona en la que señala las decisiones anticipadas que busca formalizar.

4. Firma de la persona titular del acto jurídico.

5. Firma de la persona de apoyo o personas de apoyo designadas en la directiva anticipada.

 

¿Son obligatorias las disposiciones contenidas en el documento de Directivas Anticipadas?

Si con el documento de Directivas Anticipadas se busca imponer obligaciones en cumplimiento de la voluntad y preferencias expresadas por un ciudadano, las personas involucradas deberán suscribir también ese documento y se entenderán como personas de apoyo: en consecuencia, estarán sujetas a las reglas de responsabilidad establecidas para estos efectos en la Ley.

Igualmente consagra la Ley que las decisiones expresadas con anterioridad a un acto jurídico por medio de una directiva anticipada son de obligatorio cumplimiento para las personas de apoyo designadas y que hayan asumido dicho cargo.

Las decisiones expresadas a través de una directiva anticipada serán de obligatorio cumplimiento también para el tercero, siempre y cuando se trate de obligaciones que no sean contrarias a la ley, o cuando verse sobre procedimientos médicos.

 

¿Pueden modificarse las decisiones que se adopten en el documento de Directivas Anticipadas?

Estos documentos que contengan disposiciones anticipadas son susceptibles de modificación, sustitución y revocación en cualquier momento por quien lo suscribió, mediante el mismo trámite surtido para su creación, señalando explícitamente la voluntad de modificar, sustituir o revocar la directiva anticipada, según sea el caso, en los siguientes términos:

1. Modificación: El documento de directiva anticipada se entenderá modificado cuando se cambie de manera parcial su contenido.

2. Sustitución: El documento de directiva anticipada se entenderá sustituido cuando se le prive de efectos al contenido original, otorgando efectos jurídicos a uno nuevo en su lugar.

3. Revocación: El documento de directiva anticipada se entenderá revocado cuando la persona titular del acto manifieste su voluntad de dejar sin efectos su contenido de manera definitiva.

 

¿Puede el otorgante de las Directivas Anticipadas actuar en contra de lo que había dispuesto?

La suscripción de una directiva anticipada no invalida la voluntad y preferencias expresadas con posterioridad a la suscripción de la misma, salvo en aquellos casos en que en ella se estipule una cláusula de voluntad perenne.

En efecto, la persona que realice una directiva anticipada podrá incluir en la misma una cláusula de voluntad perenne, por medio de la cual invalida de manera anticipada las declaraciones de voluntad y preferencias que exprese con posterioridad a la suscripción de la directiva anticipada, siempre que contradigan las decisiones establecidas en esta.

Dicha cláusula de perennidad podrá ser modificada, sustituida o revocada conforme a las reglas establecidas para el documento de directivas anticipadas, es decir, mediante modificación, sustitución o revocatoria en iguales condiciones a como se otorgó inicialmente.

 

¿Cómo puede darse a conocer la directiva anticipada?

Cualquier persona podrá allegar una copia u original de la directiva anticipada con el fin de que sea tenida en cuenta por terceros y garantizar el cumplimiento de las decisiones expresadas.

Igualmente, podrá informar sobre la existencia de una directiva anticipada para que los familiares o personas de apoyo puedan realizar los trámites pertinentes y aportar copia u original de la misma ante terceros, de tal manera que se garantice la voluntad y preferencias expresadas por la persona titular del acto jurídico.

Este documento también podrá ser incorporado como anexo en la historia clínica cuando la persona así lo desee, con el fin de garantizar el respeto de las decisiones establecidas, siempre que las decisiones allí contenidas tengan relación con la atención en salud que decida o no recibir.

¿Tiene dudas, inquietudes o dificultades respecto de este tema? Hemos habilitado medios electrónicos para llevar a cabo consultas y acompañarle de manera segura y confiable.

Comuníquese al (1) 249 3221, al (57) 320 251 91 36 o al correo info@torras.co. Nosotros le orientaremos paso a paso.

Somos El Derecho de las Cosas.

Luis Enrique Galeano Portillo
Luis Enrique Galeano Portillo Acerca del autor

Socio Gerente de Resolución de Conflictos

No hay comentarios

Deje su comentario: