¿En qué consiste el Impuesto solidario por COVID 19?

(Este boletín fue desarrollado por Valentina Meléndez, Natalia Sotomonte e Iván Vegas Molina, del área de Servicios Jurídicos Empresariales de TORRÁS ABOGADOS).

El Gobierno Nacional, amparado en el Estado de excepción, promulgó el Decreto 568 del 15 de abril de 2020, mediante el cual creó el denominado “Impuesto solidario por el COVID-19”. Este tiene como finalidad buscar nuevos recursos para la atención de la calamidad económica, particularmente para la clase media vulnerable y los trabajadores independientes.

 

(Le interesa:¿Qué medidas se adoptarán para la presentación de las declaraciones de impuestos de las personas jurídicas y grandes contribuyentes?)

 

¿Quiénes deben pagar el impuesto?

Los empleados públicos con salarios iguales o superiores a diez millones, contratistas de entidades públicas con honorarios iguales o superiores a diez millones y pensionados con mesadas pensionales iguales o superiores a diez millones de pesos.

Están incluidas también las personas naturales vinculadas mediante contrato de prestación de servicios profesionales y de apoyo a la gestión pública pertenecientes a: 1) la Rama Ejecutiva de los niveles nacional, departamental, municipal y distrital en el sector central y descentralizado; 2) las ramas Legislativa y Judicial; 3) los órganos autónomos e independientes de la Registraduría Nacional del Estado Civil, el Consejo Nacional Electoral, los organismos de control y de las asambleas y concejos municipales y distritales.

¿Quiénes están excluidos?

Los funcionarios públicos del sector salud que presten sus servicios a pacientes con sospecha o diagnóstico de COVID 19, incluidos quienes realicen vigilancia epidemiológica y que, por consiguiente, están expuestos a riesgos de contagio, así como los miembros de fuerza pública.

¿Cuál es la base gravable del impuesto?

El acto administrativo indica que el primer $1.800.000 del pago o abono de los salarios y honorarios mensuales periódicos y mesadas de las mega pensiones mensuales periódicas, no integra la base gravable. Para efectos de la aplicación de dicha contribución hay que tener en cuenta qué hace parte del concepto de salario y qué no:

• Hacen parte: La asignación básica, gastos de representación, primas, bonificaciones o cualquier otro beneficio que reciben los servidores públicos como retribución directa al servicio prestado.

• No hacen parte: Las prestaciones sociales ni los beneficios salariales que se perciben semestral o anualmente. Tampoco las liquidaciones pagadas o abonadas al momento de la terminación de la relación laboral.

¿Cuál es la tarifa aplicable?

La tarifa se determinará de manera progresiva sobre la base gravable (valor sobre el cual se aplica la tarifa del impuesto), es decir, se fijará con respecto a la asignación salarial, honorarios o mesada pensional, según el caso:

• Para los contribuyentes obligados con ingresos gravables de $10.000.000 a $12.500.000, la contribución será del 15%.
• Para los contribuyentes obligados con ingresos gravables de $12.500.000 a $15.000.000, la contribución será del 16%.
• Para los contribuyentes obligados con ingresos gravables de $15.000.000 a $20.000.000, la contribución será del 17%.
• Para los contribuyentes obligados con ingresos gravables de más de $20.000.000, la contribución será del 20%.

El impuesto pagado podrá ser tratado como un ingreso no constitutivo de renta ni ganancias ocasionales para efectos del impuesto sobre la renta y complementario del año 2020.

¿Cuál es la vigencia?

Dicho impuesto entrará en vigencia a partir del 1 de mayo y hasta el 31 de julio del presente año. Deberá ser pagado mensualmente.

¿Cómo se paga?

Este gravamen será recaudado mediante el mecanismo de retención en la fuente y será trasladado al FOME (Fondo de Mitigación de Emergencias).

¿Sujetos no obligados por el monto mínimo requerido pueden realizar pago voluntario del impuesto?

Si. Existirá un Aporte solidario voluntario por el COVID-19 que será recaudado también mediante el mecanismo de la retención en la fuente y será trasladado al FOME. Aplicará para la misma categoría de funcionarios públicos y contratistas, pero con salarios y honorarios mensuales periódicos inferiores a $10.000.000; estas personas podrán realizar aportes para ayudar a la clase media vulnerable y a los trabajadores informales. De igual manera, el porcentaje dependerá de la capacidad económica de los aportantes:

• Ingresos mayores o iguales a $0 y menores a $1.755.606, su tarifa será del 0%.
• Ingresos mayores o iguales a $1.755.606 y menores a $2.633.409, su tarifa será del 4%.
• Ingresos mayores o iguales a $2.633.409 y menores a $4.389.015, su tarifa será del 6%.
• Ingresos mayores o iguales a $4.389.015 y menores a $6.155.621, su tarifa será del 8%.
• Ingresos mayores o iguales a $6.155.621 y menores a $8.778.030, su tarifa será del 10%.
• Ingresos mayores o iguales a $8.778.030 y menores a $10.000.000, su tarifa será del 13%.

Quienes vayan a efectuar el Aporte Mensual Solidario Voluntario por el COVID-19, deberán informarlo por escrito por cualquier medio al pagador del respectivo organismo o entidad dentro de los primeros cinco (5) días de los meses de mayo, junio y julio del año 2020.

Recuerde:

En TORRAS ABOGADOS continuamos trabajando para usted. Teniendo en cuenta las medidas de aislamiento, nuestra firma ha habilitado consultas virtuales. Para solicitar la suya, comuníquese al (1) 249 3221, al 320 251 9136 o al correo info@torras.co. Nosotros le orientaremos paso a paso.

Somos #ElDerechoDeLasCosas

Iván Guillermo Vegas Molina
Iván Guillermo Vegas Molina Acerca del autor

Gerente de Servicios Jurídicos Empresariales

No hay comentarios

Deje su comentario: