Iván Vegas Molina
Gerente Servicios Jurídicos Empresariales
i.vegas@torras.co

En nuestro sistema jurídico existe lo que se conoce como el derecho de herencia, que es el derecho que le asiste a una persona denominada heredero para recibir la propiedad sobre los bienes de quien murió. No obstante, la forma de adquirir esa propiedad se llama sucesión por causa de muerte, que se materializa a través de un proceso que puede estar reglado por ley o por un testamento, este último caso, si la persona así lo dispuso en vida. Sin embargo, poco se conoce respecto del testamento como medio idóneo para reglar la sucesión, sus condiciones, requisitos y efectos.

¿Qué es un testamento?

El testamento es un acto unilateral y solemne por medio del cual una persona establece el modo de disponer de sus activos al momento de su fallecimiento, de manera que sea su autonomía y no la ley, hasta donde lo permite el ordenamiento jurídico, la que establezca quiénes, qué y cómo reciben los bienes que le sobrevivan.

¿Qué significa que sea un acto solemne?

Significa que el testamento en Colombia tiene unas formalidades sin las cuales carece de eficacia jurídica. Por ello, para que tenga plena validez es necesario que se realice por escritura pública ante un notario público y en presencia de unos testigos.

¿Es posible establecer la voluntad absoluta del testador en este acto?

Aunque la ley colombiana consagra una libertad de todas las personas para testar, no puede perderse de vista que esa libertad no es absoluta, sino que exige respetar unos derechos de unas personas llamadas legitimarios (ciertos parientes cercanos, como los hijos, los ascendientes, los padres adoptantes), según el caso, en un orden y reglas establecidos en el Código Civil, salvo los casos de desheredamientos. Si bien en otras legislaciones es posible que el testador disponga enteramente de su patrimonio en favor de quien le apetezca, en Colombia existen unas normas de carácter obligatorio que se deben seguir, de lo contrario el testamento podría estar viciado de nulidad.

¿Cuáles son las reglas básicas del testamento?

En primer lugar, como ya se dijo, el testamento debe hacerse por escritura pública y ante notario público y testigos. Así mismo, en virtud de la imposibilidad de establecer una voluntad absoluta, es necesario adjudicar el 50% de los bienes a los legitimarios. La otra mitad corresponde a los bienes disponibles, respecto de los cuales el testador tiene una mayor autonomía siguiendo las siguientes reglas: 25% se denomina cuarta de mejoras, cuya adjudicación podrá ser para mejorar a cualquier descendiente directo (hijo, nieto, bisnieto, etc.), y el otro 25%, denominada de libre disposición, que puede ser asignado a cualquier persona que esté en condiciones de recibir ese legado.

¿El testamento es inmodificable?

No. El testamento es por esa esencia un acto revocable, esto quiere decir que puede modificarse tantas veces como lo desee el testador, siempre y cuando lo haga mediante el cumplimiento de las solemnidades exigidas y pleno uso de sus facultades mentales. Una vez modificado el testamento, el anterior carece de validez y únicamente será válido para todos los efectos el último testamento realizado.

dwagner
No hay comentarios
  • Great work! Thank you for posting and sharing this. Is a new blog post coming soon? I’d like to see more…

    Septiembre 14, 2015 at 7:45 am
  • I enjoy very much reading your blog! Amazing posts…

    Septiembre 14, 2015 at 7:46 am

Deje su comentario: